El establecimiento textil permanece tomado por sus trabajadores quienes reclaman el pago del cien por ciento de sus indemnizaciones.

Si bien en el acto las voces que se escucharon reiteraron el temor de un posible desalojo, en las últimas horas desde el Gobierno provincial esto fue descartado oficialmente.

SOIVA acompañado de la Multisectorial convocaron a esta protesta a las puertas de la planta en apoyo al reclamo y a los trabajadores quienes sostienen que fueron despedidos “de manera arbitraria, injusta y sin causa cerrando la empresa todo tipo de negociación argumentando no contar con fondos”.

“Estamos reclamando nuestra indemnización, el representante legal Dr. Alejandro Di Sabatino ofrece de parte de la empresa el 70% del sueldo neto en 8 cuotas, que significa un 48% del sueldo bruto”, explicaron.




Compartir