El régimen de sanciones para funcionarios municipales y empresas prestatarias de servicios públicos municipales, que no asistan a requerimiento del Concejo Deliberante, salió de comisión para ser tratado en la próxima sesión.

El proyecto es impulsado por el concejal Raúl Von der Thusen quien reclamó, “es necesario que los funcionarios asistan al Concejo a brindar información que requieren los concejales que somos funcionarios electos, y a los cuales en numerosas oportunidades no se nos brinda la información necesaria para trabajar en nuestra función de contralor”, dijo.

 

El proyecto abordado en la comisión de hoy cuenta con el aval de Von der Thusen y la concejal Colazo, aguardando el acompañamiento de sus pares a fin de ser tratado en la próxima sesión ordinaria.

 

“En realidad es el mismo proyecto que vetó el intendente Melella el año pasado y para insistirlo vamos a necesitar cinco votos”, dijo Von der Thusen.

 

El proyecto comprende penalidades de 15% de quita de los haberes al funcionario infractor en su primer inasistencia, sumando un 5% a las subsiguientes, y de mil unidades punitorias para multas a empresas prestadoras de servicios que incumplan a una citación, tal el desplante que actualmente realiza la empresa City Bus a los concejales de la ciudad.



Compartir