El sindicato de supervisores de fábricas continúa sosteniendo que se está incumpliendo el acuerdo con AFARTE de paz social por dos años, con la continuidad de retiros voluntarios y ofrecimientos para desvinculaciones laborales.

El secretario general de ASIMRA, Javier Escobar, expresó que son poco más de 30 las bajas por debajo del cupo laboral del sector al momento de la firma del convenio en noviembre del año pasado. “Veinte de esas bajas son de Fapesa, que envió un mensaje a todos los supervisores para arreglar, lo que es extosivo”, señaló.

La planta actualmente se encuentra con el personal UOM suspendido, mientras ASIMRA no acordó esa suspensión por lo que el personal supervisor sigue en guardia en la planta.

“Afarte en medio de una negociación sigue sacando gente incumpliendo mantener la dotación. A esta altura creemos que es a propósito para llevar a un paro general y que se rompa el acuerdo y la paz social, y así ellos poder despedir a todos sin tener una mancha política a nivel nacional y decir que se rompió por los gremios”, expresó Escobar.

“Si no vamos a mantener las dotaciones, cual es entonces el espíritu de no pedir aumento salarial con un 42% de inflación”, concluyó.




Compartir