Se trata del abobedado de diversas calles del barrio.

Esto permitirá canalizar las aguas de lluvia hacia los cordones cunetas, posibilitando el correcto drenaje de las calzadas y la vinculación de las mismas al sistema pluvial de la zona.

Con el acompañamiento del Gobierno Nacional, el Municipio avanza en dicha zona con obras de infraestructura básica con el fin de generar 200 nuevos lotes habitables, tendientes a atender la demanda habitacional de la ciudad.

Compartir