Con el objetivo de controlar el valor de las infracciones de tránsito, la concejal Miriam Laly Mora, presentó un proyecto mediante el cual busca suspender el incremento de las Unidades Punitorias (U.P.) en Río Grande.

En la actualidad las unidades punitorias se regulan con el precio de la nafta súper, con una actualización semestral a finales de junio y a principio de cada año.

El nuevo proyecto de ordenanza presentado busca congelar hasta el 31 de diciembre de 2019, el valor de la Unidad Punitoria.

La iniciativa entre sus fundamentos, destaca que, en general, “las multas de tránsito son una herramienta que tienen el propósito de crear conciencia en los conductores, con el fin de bajar los índices de infracciones y más importante aún, reducir la cantidad de siniestros vehiculares”.

Mora explicó que “en casos como este y en momentos en que la
economía de nuestro país se ve afectada considerablemente por los aumentos desmedidos sobre el combustible, debemos hacernos eco de la problemática y dar una respuesta inmediata a nuestros vecinos”, destacó.

“El objetivo es que el precio no se convierta en algo impagable”, fundamentó.

Finalmente cabe destacar que desde diciembre de 2015 a octubre de 2017, el precio de la nafta se incrementó en un 84,95% y a partir de la decisión del gobierno, de liberar los precios de los combustibles, en lo que va del año los aumentos han alcanzado el 15,05 %, con el consiguiente incremento del valor de las multas.




Compartir