Además, habrá más controles para argentinos que vuelvan del exterior. Se publicará como decisión administrativa del Jefe de Gabinete del Gobierno Nacional y no como DNU.

En medio del crecimiento de contagios y la dispersión de nuevas cepas en diferentes países, el Gobierno Nacional resolvió suspender por tiempo indeterminado los vuelos procedentes de Brasil, Chile y México, que así se suman al Reino Unido e Irlanda del Norte.

Además, se cobrará a los viajeros el test PCR al ingresar al país.

Los pasajeros que resulten positivos al ingreso al país deberán realizar otro “testeo de secuenciación genómica y, junto con sus contactos estrechos, cumplir aislamiento en los lugares que indiquen las autoridades nacionales, hasta su traslado seguro hasta la residencia si correspondiera”. La estadía en dichos lugares también estará a cargo del pasajero.

Mientras que aquellos que den negativo en el testeo, deberán realizar la cuarentena en sus domicilios y deberán realizar un nuevo test para finalizarlo. Ese aislamiento será de 10 días y habrá un monitoreo del cumplimiento de la cuarentena.

Ante la inminencia de la segunda ola, el Gobierno Nacional apunta a poner un freno a la circulación de las nuevas cepas, como la brasileña, sin afectar a las actividades económicas. Según datos oficiales de la Dirección Nacional de Migraciones, hay alrededor de 25.000 argentinos en el exterior.

Compartir