Así lo aseguró el referente del sector almacenero de Río Grande, Luis Schreiber, quien afirmó que actualmente, “me encuentro trabajando el doble y ganando lo mismo que ganaba dos años atrás”.

En dialogo con Fm la Isla, el comerciante expresó que, “nos ha subido mucho las tarifas y no podemos trasladarla a los precios”, por lo que “tenes que estar al tanto de la suba del precio, porque terminas comprando el producto al mismo precio que lo estás vendiendo”.

Schreiber aseguró que, “con todos los que hablas le bajaron las ventas y las ganancias son mínimas. La situación realmente está difícil”.

Con más de 20 años al frente de su almacén, explicó que, “tenes un montón de clientes que no llegan a fin de mes. Tenes una cartera de clientes que ya los conoces y si te piden una mano se la das, pero a su vez a uno se le hace una montaña de plata”.

En cuanto a los cambios en las compras, indicó que, “la cantidad de clientes que entran es la misma, pero baja la cantidad y calidad de lo que consume” y agregó que, “el fin de semana se comían un asado, ahora unos tallarines y listo, ves como cambió el habito de consumo para hacerlo más barato”.

Además, aseveró que, “se nota que los chicos están volviendo a la casa de sus padres porque se están quedando sin trabajo, porque no pueden afrontar un alquiler y tratan de sobrevivir como pueden”.

Consultado por la situación de los empleados, manifestó que, “no se me ocurre tomar a una persona porque no podemos mantenernos los que estamos” y consideró que, “los que tienen más de cinco empleados están muy complicados”.

Por último lamentó que, “lleva mucho tiempo formar un empleado para que en estos casos tengas que ver como los echas”.




Compartir