Es en el marco de una recuperación y puesta en valor de toda la zona de ingreso norte a la ciudad de Río Grande.

La secretaria de Obras y Servicios Públicos, Gabriela Castillo, señaló que “luego va a volver a colocarse –comentó-, a un poco menos de altura, porque el proyecto de la zona se va a ir haciendo por etapas”.

Castillo explicó que “ahora vamos a hacer una primera etapa, el proyecto integral incluye lugar de estacionamiento, unas escalinatas, lugares de flores, para poder llegar a los pies del Cristo, y es una intervención que está pensada de ese lado, tanto como del cordón del boulevard de enfrente para poder hacer un Padre Zink del otro lado. Tiene que ver con una intervención de la zona para que sea un lugar de oración”.




Compartir