Los concejales María Eugenia Duré, Raúl von der Thusen y Laura Colazo brindaron una conferencia de prensa para repudiar el accionar del intendente Gustavo Melella, su gabinete y los concejales oficialistas, Paulino Rossi, Mirian Mora y Verónica González. Lo que pasó ayer fue un bochorno institucional”, aseguraron y resaltaron que Melella no vetó el congelamiento de impuestos. Por su parte Duré dio detalles sobre las actitudes esquivas que tuvieron desde el municipio para evitar que se ausentara de la ciudad.

Duré aseguró que, “a las 14 horas del día de ayer informé mi ausencia en el cuerpo deliberativo, a través de un memo interno el que mis asesores lo llevaron a las Mesa de entrada del municipio”.

A las 1415 ingresaron la nota por Mesa de Entrada, “les dijeron que vuelvan en 30 minutos, que el Decreto que tenían que hacer debía ser refrendado por un secretario del Municipio”, describió y afirmó que volvieron varias veces y nunca obtuvieron una respuesta favorable.

Ante esto es que la edil se comunica con Mesa de entradas, “pedí que me comunicaran con la Secretaría privada del intendente, pero esa comunicación no pudo ser posible porque nadie me atendió”.

Duré se acercó hacia el municipio, “ahí me dicen que no había nadie, no atendían los teléfonos, por lo que pedí ver al secretario de coordinación Agustín Tita, viene su secretaria y me dice que no está en la ciudad”.

“Nadie sabía de la existencia del Decreto, nadie lo había hecho, cuando yo lo había pedido 2 horas y media antes, como el día anterior se lo había hecho sin ningún problema al concejal Alejandro Nogar”, expresó.

En este sentido indicó que, “lo que hicieron ayer fue retenerme dentro de una oficina en la que estuve esperando tres horas. Nadie se hizo presente, nadie atendió el teléfono”.

Recién “entre las 16:30 y 16:45 me traen el Decreto para firmar y me dijeron que iba a buscar a un Secretario para que lo firma” luego, “a las 18:30, me pidieron que me retire porque tenían que cerrar las oficinas y no apareció ningún secretario”.

Por su parte la concejal Laura Colazo aseguró que, “para nosotros es escandaloso e ilegal convocar a una Sesión cuando estábamos en proceso de aprobación de una norma que establecía el congelamiento de los impuestos y todavía está en proceso de sanción”, debido a que el intendente Melella aún no la veto formalmente.

Además, cuestionó que el intendente no haya tomado la decisión de vetar el tarifazo antes de irse de la ciudad y pidió que, “vuelva el intendente, que aparezca y que se exprese públicamente y sancione administrativamente a los funcionaros que ejercieron violencia política”.

Al hacer uso de la palabra, von der Thusen indicó que, “no pueden tener a la concejal de rehén” y destacó que esto, “es violencia institucional para todos los vecinos”.

“Ayer los ajustaron, le metieron un tarifazo” aseguró el edil.

 

 



Compartir