Procedimiento por trata de personas el 13 de mayo.

Este lunes fueron a indagatoria las cinco mujeres detenidas el fin de semana en una serie de allanamientos de Prefectura contra dos privados. Una de las imputadas ya tiene una condena de 8 años de prisión, a pesar de lo cual sigue libre y como presunta regente de un privado.

Las detenidas Rotella, Aranda, Cruz y Britez se negaron a declarar ante el juez por recomendación de sus abogados. Entretanto una quinta mujer detenida, de apellido Maldonado, habló y alegó su presunta inocencia, señalando que era “víctima” de explotación sexual en uno de los privados.

La acusación apunta a las mujeres como integrantes de una red de captación, traslado y manejo de mujeres para su explotación sexual desde febrero del 2017.

Condenada por “trata” libre y manejando un “privado”

Lo más increíble de este caso es que la imputada Mariela Rotella, una de las detenidas, aprehendida en el privado de calle Ameghino al 800, el año pasado tuvo una condena de la misma Justicia Federal por 8 años de prisión en relación al manejo de ese mismo privado.

A pesar de la condena en juicio oral, Rotella continuaba libre y, según la investigación de la causa actual, regenteando ese mismo privado allanado en 2015, y que le valió aquella primer condena.

Una verdadera burla a la sociedad de parte de las autoridades federales y el supuesto compromiso en la lucha contra la trata de personas, en una provincia plagada de este tipo de locales que ejercen esta actividad ilegal a la vista de todo el mundo.




Compartir