Así lo dispuso el Tribunal de Juicio Oral de Ushuaia a los tres jóvenes que en enero de 2016 agredieron a dos uniformados que procedieron a identificarlos, a uno de los cuales le sustrajeron el arma reglamentaria. Continúan en libertad, hasta que la pena quede firme.

El imputado José Sebastián Nava Moreno fue condenado a la pena de 5 años de prisión por ser autor material y penalmente responsable de los delitos de “resistencia a la autoridad en concurso ideal con lesiones graves calificadas por la calidad de las víctimas”, al ser policías.

Asimismo aplicaron la misma pena a sus consortes de causa; Braian Enrique Sanabria y a Fernando Daniel Nava Moreno.

La pena fue dejada en suspenso hasta que quede firme, venciendo todos los plazos de apelación, tiempo durante el cual los tres imputados tienen prohibición de salir de la provincia de Tierra del Fuego.
El juicio determinó la responsabilidad penal de los sujetos que en enero de 2016, agredieron físicamente a dos policías que se encontraban de recorrida en el sector alto de la ciudad de Ushuaia.

La madrugada del 24 de enero de 2016, los policías Martín Zárate y Rodrigo Bazán se encontraban recorriendo las arterias de Cilawaia y Yowen, cuando observaron a un grupo de jóvenes en medio de la calle, por lo que bajaron del móvil y les solicitaron sus datos personales.

Mientras los efectivos de la Policía tomaban nota de los nombres de los jóvenes, éstos comenzaron a agredirlos físicamente, ocasionándoles múltiples lesiones, y uno de ellos, le sustrajo el arma reglamentaria al Cabo Bazán, con su correspondiente cargador.

Bazán asimismo sufrió una fractura en la mandíbula.




Compartir