En un Polideportivo colmado se realizó el acto que tuvo la presencia de numerosas delegaciones escolares, vecinos y el arco político local y provincial. Asimismo estuvo presente una división de granaderos, para el marco de la ceremonia donde se destacó la labor de los pioneros, y el intendente Melella destacó en su discurso imitar esa vida de sacrificio con miras al futuro de la ciudad.

El intendente Gustavo Melella expresó en el discurso “uno no puede caer en lo de siempre, cuantas cosas para decir de la ciudad, Río Grande es una ciudad que está creciendo y muchísimo, la ciudad que nuestros pioneros ni se imaginaban iba a ser”.

“Cuanto sacrificio, cuanta lucha, sin los servicios ni las comodidades en una realidad tan distinta, y cuanto de eso tenemos que reconocerle nosotros a nuestra ciudad, hoy tenemos nuestra ciudad caminando rumbo al centenario. Cinco años nos faltan nomas y en los próximos días vamos a presentar un plan con la consulta a 500 personas sobre los objetivos que queremos para nuestra ciudad”, continuó diciendo.

En ese sentido concluyó, “Río Grande es como nuestra familia con aciertos y errores, luces y sombras, pero cuantas veces le damos gracias a nuestra ciudad, creo llega el momento de empezar a dar, no solo de pedir. Nuestra tierra necesita que la alimentemos con esperanza, solidaridad, compromiso, trabajo, esfuerzo y sacrificio, ser como nuestros pioneros para dejarle algo a los que vengan”, bregó el intendente en su mensaje.

Compartir