Este jueves, desde las 20:00, se realizó una asamblea en las instalaciones de la Facultad Regional Tierra del Fuego, de la Universidad Tecnológica Nacional (FRTDF – UTN).

Los docentes decidieron llevar adelante un paro activo con asistencia a clases, pero, en cada jornada, se realizarán charlas y debates para conocer el estado en que se encuentra la universidad pública tanto a nivel nacional como local.

La asamblea que se realizó fue en coincidencia con el reclamo que abarca a las 57 universidades nacionales por el recorte al presupuesto universitario que asciende a los tres mil millones de pesos y por una mejora salarial consistente con la inflación que se estima superior al 33 %, medida que impacta de manera directa sobre la educación.

Según el secretario de Cultura y Extensión Universitaria, Lic Fabio Seleme, “esta situación nos pone al borde de la imposibilidad de funcionar con una parálisis casi absoluta para poder funcionar en todo lo que no sea el dictado de clases. Por ejemplo la investigación y la extensión están paralizadas”.

En el plano político explicó que la defensa de la universidad es una defensa “de la política de robo que lleva adelante el presidente Mauricio Macri y los partidos políticos que lo acompañan, como lo son la UCR, el PRO y los seguidores de Elisa Carrió”.

En la asamblea se decidió, además, llevar adelante una movilización que se realizará la semana que viene. “Tenemos la esperanza que se llame a una paritaria y que se haga un ofrecimiento razonable y compatible con el desastre inflacionario que el mismo gobierno generó que se calcula por encima de 33%”, señaló el Licenciado. En caso de que exista una oferta, los gremios analizarán esa oferta para determinar las medidas a seguir.

Apoyo estudiantil

Por su parte Mauricio Asencio, presidente del Centro de Estudiantes (CEUTeF) aseguró que este recorte no sólo afecta a los sueldos docentes con los cuales los estudiantes se solidarizan sino también a otros aspectos como la investigación y las becas. “Este recorte se da en medio de la pérdida del poder adquisitivo de nuestra moneda y una brutal inflación. Por ejemplo, no se podrán pagar becas que es un factor muy importante en la vida del alumno que no puede afrontar el costo de una universidad privada. Las becas son esenciales para los estudiantes que se pagan con un esfuerzo enorme y encima en forma atrasada”.

El estudiante explicó que “se han recortado otros aspectos muy importantes como ciencia e investigación de tecnología, de abrir nuevos laboratorios, de equipamiento, maquinarias, aparatos e insumos”.

 



Compartir