Con la quita del subsidio nacional al transporte público, el Municipio comenzó a analizar junto a la empresa CityBus y la Unión Tranviarios Automotor la manera en que se afrontará evitando mayor efecto sobre el bolsillo del usuario.

El encuentro fue presidido por el secretario de Participación y Gestión Ciudadana, Federico Runín, con el propósito de abordar con las partes involucradas la honda preocupación por esta situación.

Tras la reunión, Runín explicó que “nos hemos reunido con los representantes de la UTA y de la empresa City Bus, quienes nos han transmitido la profunda preocupación por la quita de los subsidios nacionales al transporte publico” – y continuó – “La quita de subsidios nacionales al transporte es un hecho, ya se han materializado las resoluciones del Gobierno Nacional, con lo cual de no hacer nada frente a esta situación, se generarían serias complicaciones en el servicio de transporte, que seguramente irían en detrimento de la calidad del mismo”.

En ese sentido Runin agregó “En efecto, nosotros como Estado, esto ya lo hemos venido hablando con el Intendente, y no solo nos preocupa, sino que nos ocupa, así que vamos a llevar adelante todas las acciones para evitar que dicho recorte de recursos nacionales impacte lo menos posible en la tarifa del transporte, y poder seguir garantizando a los vecinos, a la gente, un servicio de calidad y excelencia como el que hoy se viene prestando, de los únicos en la Patagonia”.

A la par, el Secretario declaró “Sin dudas hoy podemos decir que la gestión del Intendente Melella tiene un gran servicio de transporte, que ha dejado de ser un problema para la ciudad, y lo hemos transformado en una verdadera política de estado de excelencia, gracias a la labor conjunta de todos los actores involucrados, el gremio, la concesionaria y el Municipio, siendo el camino por el cual queremos continuar”.

Finalmente, el funcionario dijo “Es por ello que hemos transmitido a los presentes tranquilidad al respecto y que desde el Municipio haremos todos los esfuerzos necesarios, para sortear esta dura decisión del Gobierno Nacional de recorte a los subsidios nacionales al transporte”.

Por su parte, el secretario general de la UTA, Juan Carlos Cuenca, señaló que “sabemos que esta quita va a impactar duramente por que ya se ha aplicado en otras ciudades de la Patagonia”, y que “si esto no se corrige, corren peligro los puestos de trabajo en la empresa a cargo del transporte público de pasajeros, que es lo que más nos preocupa”.

Recordemos que hoy Río Grande tiene el boleto de transporte público de valor más bajo del país ($11.-), con lo cual este y otros factores serán analizados en el marco de tan compleja situación.-




Compartir