El COVID-19 llegó a la Base Esperanza de la Antártida argentina, donde se detectaron 24 casos positivos durante el relevamiento del personal militar y científico en la 118º Campaña Antártica de Verano (CAV) 2022.

Según detalla el comunicado del Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR), se aplicaron los protocolos sanitarios previstos para esos casos en el continente antártico y se dio inmediato aviso a los familiares de las personas contagiadas y las autoridades oficiales.

Como parte del operativo sanitario, inicialmente se procedió al repliegue del personal más antiguo de la base antártica, debido a que todavía no había sido recibido la vacuna contra el COVID-19, y fue trasladado a la Ciudad de Buenos Aires. Todos se encuentran aislados en instalaciones sanitarias militares y cursan la enfermedad sin gravedad, de acuerdo al reporte de las Fuerzas Armadas.

En tanto, el personal de relevo que resultó positivo de coronavirus se encuentra asintomático y en buenas condiciones de salud, siendo monitoreado a diario por el médico de la Base Esperanza, quien se encuentra en contacto directo y permanente con los especialistas médicos del COCOANTAR, quienes todos se encuentran vacunados.

Hasta el momento, el resto de las bases argentinas en la Antártida permanecen libres de COVID.

Compartir