El hecho tuvo lugar el 26 de febrero pero la secretaría de Seguridad lo informó recién hoy, dando cuenta del operativo que decomisó 28 gramos. Quedó detenido un sujeto de nacionalidad dominicana, quien no fue excarcelado por que mintió su domicilio, considerándose ello “riesgo procesal”.

El procedimiento tuvo lugar el pasado 26 de febrero en el control policial de acceso a la ciudad capitalina, donde los efectivos realizaron el control con un can antidrogas a una combi de Líder.

 

Allí un hombre de nacionalidad dominicana se mostró molesto con el operativo, y ante ello se hizo bajar a todos los pasajeros, dejando este sujeto en su asiento una servilleta de papel, con un envoltorio de nylon en su interior con una sustancia en polvo blanca.

 

Con presencia de testigos, se realizó test orientativo sobre la sustancia dando resultado positivo para cocaína, dando un total de 28 gramos.

 

El sujeto reside en Río Grande aunque al momento de ser identificado mintió sobre su domicilio, lo que se consideró un “riesgo procesal” ante lo cual el Juzgado Federal lo dejó detenido.

 

A pedido del juez federal se reserva la identidad del sujeto, por las implicancias futuras de la investigación, trascendiendo que es un sujeto con antecedentes judiciales en la materia, de hecho fue liberado de prisión el año pasado.

El secretario de Seguridad, Javier Eposto, refirió al respecto de este procedimiento; “estamos aumentando el trabajo preventivo de la policía en todo el territorio provincial. Y hemos acordado hacerlo también en conjunto con el resto de las Fuerzas Federales, con patrullas a pie integradas por varias Fuerzas. El mercado del narcotráfico le llena los bolsillos a un par de delincuentes y arruina a generaciones enteras. La Gobernadora nos ordenó hacerle frente sin ningún tipo de miramientos”, confirmó Eposto.




Compartir