El procedimiento tuvo lugar en el local de 9 de Julio y San Martín donde los propios empleados demoraron a un sujeto, sorprendido cuando se guardaba dos camperas para niños debajo de sus ropas.

El hombre demorado fue identificado como Ariel Monzón, un joven de 23 años con frondoso prontuario, interviniendo personal de la comisaría Primera que tramitó la causa por “flagrancia”.




Compartir