El ex futbolista se encuentra desde el lunes en la capital fueguina, donde arribó pasadas las 19 horas al Aeropuerto Malvinas Argentinas, ante la sorpresa de quienes que se lo cruzaron en esa terminal y en otros sitios que visitó.

Maradona llegó en un vuelo privado, en compañía de su mujer, Rocío Oliva, y de su abogado Matías Morla.

El ex capitán del seleccionado argentino se mostró de muy buen humor y se fotografió con el personal del Aeropuerto, en especial con los operadores de pista que lo rodearon para abrazarlo ni bien distinguieron su presencia.

El “Diez” partió luego hacia un lujoso hotel ubicado en la reserva natural Cerro Alarken, a cuatro kilómetros del centro de Ushuaia y en una zona elevada desde donde se tiene una vista panorámica completa de la ciudad.

El mejor jugador de la historia del fútbol se alojó en ese complejo y hoy tiene previsto visitar el Cerro Castor, el complejo de esquí más importante de la zona situado a 26 kilómetros de Ushuaia sobre la Ruta Nacional 3.

Compartir