El glaciar Grey, una imponente masa de hielo ubicada en el corazón del Parque Nacional Torres del Paine de Chile, sufrió el desprendimiento de dos bloques que juntos suman 16,3 hectáreas.

Los científicos lo atribuyen al cambio climático y temen por los efectos en la flora y fauna, aunque los rompimientos son comunes en la formación, que es parte de los Campos de Hielo Sur.

En esta ocasión los glaciólogos apuntaron al tamaño colosal de los fragmentos de color gris y azul. Uno de ellos tiene 8,8 y las otras 7,5 hectáreas.

Esta vez se trata de verdaderas islas que se escindieron del cuerpo mayor del Grey y su superficie está atravesada por “cicatrices” y canales de varios metros de profundidad.

Las islas se separaron del glaciar y lentamente comenzaron a avanzar por el lago separadas una de la otra por pocos metros.

El fenómeno es irreversible, los expertos explicaron que los quiebres se relacionan de manera directa con el calentamiento global del planeta y, además, con el alza de temperaturas y las lluvias constantes en la zona de Torres del Paine durante este verano que se termina.

Torres del Paine es el parque más famoso de Chile y es visitado anualmente por unos 300 mil turistas de todas partes del mundo y el que mayores ingresos genera. Se estima que la facturación anual supera los 7 millones de dólares.

Fuente: Bariloche. Especial.



Compartir