El supervisor de Establecimientos Públicos de Gestión Privada, Eduardo Whitheman, dijo que “se está viendo la situación de los niños que están cursando desde jardín hasta sexto grado pero no están escolarizados, ni van a poder obtener ningún tipo de certificación que sea legal, por lo cual cuando tengan que ir al secundario hay que hacer todo un invento para que tenga Derecho a la Educación”. Fue en la reunión que se realizó en el Concejo Deliberante.

Las autoridades de la institución habían hecho el planteo por su situación ante los Ediles. Eduardo Whitheman hizo una detallada exposición de las actuaciones que llevó adelante el área que dirige y el Ministerio de Educación.

El funcionario informó que “se trata de un edificio que no está en regla y se ejerce presión, por todos los medios posible, para que se habilite para la actividad educativa” sin embargo, “eso, hoy por hoy, no es posible” y aseguró que no se trata de detalles sino que es necesario hacer “modificaciones edilicias” y si bien recordó que “allí antes funcionaba una escuela de manera normal” también recordó que “en el medio ha cambiado el código de planeamiento y edificación del Municipio”, además “el Colegio que allí funcionaba debió mudarse porque no podían sostener la situación de irregularidad respecto al edificio”.

Además Eduardo Whitheman aclaró que “no existe ningún impedimento político ni animosidad” ya que “el edificio no está en condiciones”. Por lo que ratificó que “desde el Ministerio de Educación y el Concejo se está viendo la situación de los niños que están cursando desde jardín hasta sexto grado pero no están escolarizados ni van a poder obtener ningún tipo de certificación que sea legal por lo cual cuando tengan que ir al secundario hay que hacer todo un invento para que tenga Derecho a la Educación”.

Por lo que “se ha presentado planos que no eran los que correspondían, y hay un manejo con el que se pretende lograr la habilitación pero sucede que no se cumplen ciertas normas” sin embargo reconoció que el Ministerio de Educación no tiene facultades para interrumpir la educación irregular que se está brindando en el edificio “no puede hacer una clausura aunque sí se puede rastrear el destino de los alumnos que se fueron de la educación formal”.

Compartir