El acto fue encabezado este mediodía por la gobernadora Rosana Bertone y el jefe del servicio, Claudio Canovas, quien destacó “el temple” en la formación de los nuevos agentes que se suman a la función en las tres unidades de reclusión en la provincia.

Los 40 agentes fueron formados por un curso llevado adelante por personal penitenciario desde diciembre pasado y a partir de este viernes se suman a la función en la Unidad de Detención 1 de Río Grande, la alcaidía de Ushuaia y la unidad de detención de mujeres en la capital provincial.

El titular del servicio, Claudio Cánovas, destacó “el temple en el personal dedicado a este tipo de funciones, es lo más importante en la formación”, dijo respecto de la novena promoción de penitenciarios con que cuenta la provincia.



Compartir