Al proyecto de la concejal María Eugenia Duré, para llevar la labor de sesiones y comisiones a barrios donde se aborden problemáticas específicas; ayer se sumó un proyecto del resto del cuerpo para que “no menos del cincuenta por ciento” de las sesiones se realicen en los SUM barriales.

La primer iniciativa partió desde la bancada de la edil María Eugenia Duré el año pasado y precisamente este miércoles a la mañana será abordada en tarea de comisión a fin de obtener aprobación.

Duré señaló al respecto de la iniciativa, “surge del resultado del trabajo con los vecinos y vecinas que han participado en las diferentes comisiones que realizamos dentro del Concejo, y a la vez del pedido de acercar la institución a los barrios para participar de manera directa, por eso la idea de sesionar y trabajar en comisiones, a la vez de generar mesas concertación barrial para que los vecinos puedan organizarse y plantear las diferentes inquietudes y problemáticas de sus barrios”.

Curiosamente, y a la par de esta iniciativa, ayer ingresó un nuevo proyecto de resolución firmado por el resto de los seis ediles que integran el cuerpo, buscando que “no menos del cincuenta por ciento (50%) de las sesiones ordinarias de este cuerpo, deberán realizarse en los salones de usos múltiples ubicados en los barrios de nuestra ciudad”.

Falta de diálogo institucional interno o superposición legislativa dentro del Concejo Deliberante Río Grande.




Compartir