El análisis comparativo entre las PASO de septiembre y las elecciones generales de ayer, fue realizado desde la consultora Neodelfos explicando una victoria impensada del Frente de Todos en el que sus propios referentes buscaban ayer por la mañana desvincular sus gestiones del resultado electoral que tenía un pronóstico incierto, y hasta pesimista.

El Frente de Todos obtuvo 37662, 7319 votos más que en las PASO; mientras que Juntos por el Cambio logró apenas 27454 votos, 6108 menos que en las PASO sumando todos los sufragios obtenidos por las cinco líneas internas que pugnaron en septiembre.

Un crecimiento inusitado de un lado y un decrecimiento marcado de votantes que parecieron cruzar “la grieta” en tan solo dos meses.

A esto se sumó una elección que sumó 1006 nuevos votantes y más de 4 mil nuevos votos en positivo; 997 votos menos en blanco y 3071 menos de votos nulos, los que evidentemente traccionaron en su gran mayoría en un mismo sentido hacia la fuerza ganadora.

La otra fuerza política que sumó más votos en positivo respecto de las PASO, fue Somos Fueguinos de “Chispita” Fadul que obtuvo unos sorprendentes 3846 votos más (11469 en las PASO y 15315 votos ayer).

Republicanos solo sumó 812 votos (5652 en las PASO a 6464 votos ayer) mientras que las restantes fuerzas menores solo restaron votos respecto de las PASO; votos que decididamente también alimentaron el crecimiento de la masa votante de FdT.

Compartir