La obra viene a satisfacer la demanda de los habitantes de un sector de la capital provincial de notable crecimiento durante los últimos años y apunta a generar una mejor calidad de vida, inclusión y contención sobre todo para niñas, niños, adolescentes, jóvenes y la familia en general.

El convenio firmado permitirá la construcción de un edificio que se convierta en un espacio simbólico, que propicie el desarrollo de las disciplinas deportivas de fútbol de salón, básquetbol, tenis, vóley, handball, escalada, entre otras.

El complejo estará ubicado en el Barrio Río Pipo de la ciudad de Ushuaia y tendrá una superficie cubierta de más de 2.500 metros cuadrados.

El objetivo es que el complejo deportivo se constituya en un lugar de pertenencia para la comunidad. El proyecto busca afirmar a la actividad deportiva como un medio de inclusión social además de proponer a la comunidad, actividades deportivas en espacios propicios que promuevan su salud.

El espacio público se plantea para que coexista flexible en sus usos, ante la sociedad actual, siendo factible ámbitos de cultura, de varias actividades barriales, como festivales a pequeña escala, charlas educativas o de salud, con regulaciones para que cada uso sea adecuado.

Compartir