La medida había encontrado una fuerte resistencia social debido a que le impacto en el bolsillo de los trabajadores era muy importante. Si bien el gobierno nacional había anunciado la suspensión por un mes, ahora se conoció a través del boletín oficial, que finalmente derogaron el Decreto.

Cabe recordar que la propuesta original se equiparaba los montos correspondientes a las asignaciones en todo el País, siendo Tierra de Fuego y la zona patagónica en general la más perjudicada.

En el Decreto, el gobierno nacional admite que, “con motivo de diversos planteos y observaciones provenientes de sectores de la sociedad se impuso -previo a su implementación- la necesidad de efectuar un pormenorizado análisis de la cuestión”, por lo que fue suspendido, en principio, por 30 días.

Además, establece la derogación y la vigencia plena del actual cálculo de asignaciones familiares.




Compartir