Desde las asociaciones ambientalistas presentes en la Legislatura Provincial advierten que la cesión de 10 mil hectáreas de la reserva Corazón de la Isla causará un “impacto ecológico” y que no es procedente “por que alguien hace 10 años que mete sus vacas a pastar en tierras fiscales habiendo causado ya un daño al ecosistema”, refirieron desde la asociación Menekenk.

Por su parte el titular de UshuaiaXXI, Julio Loveces, reclamó, “acá los legisladores no tienen que razonar como abogados, sino como lo que son, políticos, pueden comprender que el fallo del Superior Tribunal de Justicia es acertado, pero tienen que tomar la decisión política, no legal, respecto a la preservación del ambiente”, reclamó.

 

En el inicio de la sesión el legislador del MPF, Damián Loffler, dejó sentado, “quiero aclarar que lo que se aprueba acá, a partir de la futura conformación legislativa en diciembre, vamos a dictar una nueva ley de expropiación para que estas tierras vuelvan a la reserva Corazón de la Isla”.




Compartir