El Gobierno Provincial lleva destinados casi 94 millones de pesos de inversión para garantizar la prestación del servicio de desayuno y comedores de las escuelas. En 2015 se invertía poco más de 35 millones y ya para el próximo año se proyecta un presupuesto de 125 millones.

Para la elaboración de los menúes escolares se siguieron los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) adaptados por la Sociedad Argentina de Pediatría y de FAGRAN Federación Argentina de Graduados en Nutrición).

Los menúes son diseñados por Leo Córdova (jefe Departamento de Gastronomía y la Lic. Florencia Otero (jefa Departamento de Nutrición).

El menú de desayuno cuenta con el aporte de lácteos los cinco días de la semana (leche, chocolatada, yogur, todos parcialmente descremados) para asegurar el aporte de calcio, vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico importante para el crecimiento y desarrollo de los niños.

El aporte de energía aportada por carbohidratos complejos se realiza a través del pan “menos sal más vida” que contiene entre un 5-10% de salvado, menos sal y sin grasas trans) y cereales.

Asimismo, los últimos meses “reforzamos la partida para aumentar la cantidad y frecuencia de los platos de carne y de pescado, porque veíamos que para muchos chicos estas proteínas animales eran las únicas que reciban en la semana”, detalló el ministro de Economía José Labrocca.



Compartir