A 37 años de la guerra, Jorge “Beto” Altieri volvió a sostenerlo en sus manos.

Se trata del caso del veterano de la guerra de Malvinas, cuyo casco apareció en una subasta por Ebay a 10500 euros. Lo perdió en la batalla de Monte Longdon donde este le salvó la vida ante una esquirla que está identificada en el daño que presenta este casco que era comercializado como un pertrecho militar de colección.

Fue a la guerra con 20 años y, con 57 cumplidos, Altieri se encontró con Joaquín Cavanna, el periodista de Infobae que viajó a Londres a buscar el casco, comprado hace pocos días por un empresario anónimo que tras conocer la historia.

Entre lágrimas, en el encuentro, se abraza con su hijo y es al primero que le habla. “Este casco me dio todo, me dio la vida, me los dio a ustedes”, le dice. Más tarde, Jorge hijo, admitió: “Jamás vi llorar a mi papá, ni por la muerte de su mamá. Lamento no haber compartido muchos momentos con él, pero este no me lo olvido más”.

Entre los primeros recuerdos que aparecen como si volvieran todos juntos, están los nombres de Jorge Bruno y de Daniel Alfredo “El Gordo” Scali, los dos compañeros que lo bajaron herido del monte tras la batalla de Monte Longdon.

Acto seguido pide permiso para ponerse el casco después de 37 años. “Fijate cómo está roto, los pibes no me lo habrán sacado por temor a romperme más la cabeza, el casco fue conmigo hasta el hospital de Malvinas en Puerto Argentino y recién ahí me lo quitaron. Fue como si me hubieran sacado parte de mi cuerpo, pero ahora lo tengo nuevamente conmigo”.

Fuente: Infobae




Compartir