Numerosas emergencias se produjeron en Río Grande con las fuertes ráfagas de viento, la más significativa sucedió en la calle 4 del fideicomiso San Martín Norte donde una vivienda en construcción literalmente voló por el aire.

Una ráfaga de viento terminó por cortas los hierros de anclaje y despegar de la platea en que estaba apoyada, una vivienda construida en madera que estaba aún en etapa de obra.

El propietario debió acercarse con amigos para atar la estructura que quedó apoyada sobre uno de sus laterales y de esa manera sujetarla al suelo a fin de evitar daños a otras propiedades.

El damnificado lamentó los daños causados y las pérdidas materiales resignado a que “voy a tener que desarmarla y ver que materiales puedo recuperar”, comentó.

Afortunadamente no hubo que lamentar heridos.

Compartir