Una curiosa situación se dio anoche en la gomería y lavadero “El Gordo Santiagueño” de calle Rivadavia casi José Hernández, donde un empleado escapó luego de ser sorprendido tratando de “echar mano” a la caja.

El responsable del local sorprendió al joven intentando sustraer la recaudación, ante lo cual increíblemente el empleado infiel escapó del lugar sin retornar a su lugar de trabajo.

 

Personal policial de la comisaría Segunda realizó las actuaciones por “hurto en grado de tentativa”, siendo identificado el autor del hecho, ya que increíblemente era el propio empleado del lavadero, dejando asentado su propietario que quedaba despedido de hecho.




Compartir