El comisario retirado Orlando Pérez Garrido.

El Tribunal de Cuentas de la provincia resolvió ordenar al área Legal y Técnica de Gobierno a iniciar acciones civiles contra parte del anterior directorio de la Caja Policial. Es por un aumento salarial mal concedido al personal del ente con los fondos previsionales de los policías, el cual luego se retrotajo.

A partir de esto se busca el recupero de más de 1 millón 600 mil pesos por parte de dos ex directores, el abogado y el contador del ente.

El año pasado esta situación irregular fue denunciada por parte de los integrantes del directorio de la Caja Policial; el comisario Contreras y los suboficiales Barrios y Meriles; quienes deslindaron responsabilidades en relación a un aumento concedido a finales del 2017.

Por orden de la presidencia del ente, por ese entonces a cargo del comisario retirado Orlando Pérez Garrido (foto), se dio un aumento salarial desproporcionado a la planta de personal del ente previsional, el cual fue cobrado por los meses de diciembre de ese año, enero y febrero del 208, hasta que fue derogado.

Los denunciantes expusieron ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia que se erogaron fondos previsionales en estos gastos salariales indebidos, por lo que reclamaron que se cuantificara el perjuicio fiscal y se recuperara.
Finalmente el Tribunal de Cuentas resolvió y emitió un dictamen en el cual recomendó al Gobierno Provincial iniciar acciones judiciales en la faz civil contra parte del anterior directorio de la Caja.

En este sentido se reclama ahora que dos ex directores, el ex presidente el comisario retirado Orlando Pérez Garrido, el ex vicepresidente comisario retirado Marcelo Merialdo; el contador de la Casa José Antonio Chávez y el abogado de la misma, el Dr. Juan Manuel Troitiño; devuelvan esos importes salariales mal concedidos, calculados en un monto total de $1.626.522,89.

Los cuatro son considerados solidariamente responsables en devolver de su peculio el perjuicio fiscal ocasionado a la Caja, a pesar de tener un dictamen en contra de la auditoría interna, y, en el caso del contador y el abogado, ser moralmente reprochable dado que avalaban un aumento que los alcanzaba a ellos mismos.

La medida buscará recuperar esos fondos previsionales, mientras desde el sector de los policías retirados continúan manifestándose indignados por los manejos que se llevan a cabo con sus fondos de retiro, ante lo cual se está organizando una acción conjunta para reclamar la salida de gran parte del personal administrativo de una Caja sobredimensionada también en empleados con el transcurso de los años.




Compartir