Hace instantes se desarrolló en la fiscalía de turno la indagatoria a los hermanos Jiménez, detenidos en relación al episodio de ayer por la tarde en que resultó lesionado el juez de instrucción Daniel Cesari Hernández, tras una discusión por una maniobra en el tránsito.

Cabe recordar que Cesari increpó a uno de estos dos imputados por una maniobra que consideró “imprudente” cuando bajó desde la ruta 3 a la extensión de la bicisenda, donde trabajaba su otro hermano.

Allí se registró el incidente del cual como prueba objetiva solo hay de momento las lesiones que presentó en el rostro el juez Cesari, ya que no se pudieron colectar imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, una situada a unos 200 metros que está en el acceso al barrio Policial, la cual no enfocaba el lugar al momento del hecho.

Pero a la versión del juez se sumaron finalmente otros testigos que trabajaban junto a los imputados, y que fueron “obviados” por la Policía en las actuaciones iniciales, los cuales centraron la declaración en que el abordaje del juez hacia los imputados habría sido desmesurado.

Con todo esto el fiscal Jorge López Oribe finalmente esta tarde tomó declaración indagatoria a ambos hermanos, quienes se negaron a declarar, y tras esto la defensa solicitó la excarcelación.

La misma fue concedida, tras lo cual cada uno de los detenidos fue trasladado a la comisaría donde se encontraban aprehendidos a fin de formalizar su libertad.

Compartir