Lo sostuvo el empresario tolhuinense y candidato a Intendente de esa ciudad, Quique Sandri, al cruzar las declaraciones de Leonardo Gorbacz quien acusó a Gustavo Melella de estar detrás de la protesta de los madereros.

“La situación de los madereros es grave desde antes que Melella decida ser Gobernador, por lo que habría que avisarle a los funcionarios del Gobierno que están viendo otro canal”, advirtió al respecto Quique Sandri, empresario tolhuinenes y candidato a Intendente de esa ciudad.

Sostuvo que las declaraciones de Gorbacz “carecen de todo fundamento”, ya que la reunión entre los madereros y Gustavo Melella “sirvió para que Melella conociera detalles de la situación y fue pedida por estas personas”.

Desde horas tempranas  representantes de empresas y aserraderos de la mediterránea localidad cortan el acceso principal a la misma, ante la profunda crisis que atraviesa el sector.

Al cierre del aserradero Guaraní la semana pasada, se sumaron otros trabajadores y empresas del sector donde escasea el trabajo.

Reclaman una serie de medidas al Gobierno Provincial tales como; audiencia con la gobernadora, inclusión del producto maderero en la construcción de viviendas sociales del IPV, una tasa cero en ingresos brutos y del aporte solidario en AREF y finalmente un subsidio que ayude a paliar los altos costos productivos, en alusión al combustible.

“La gente necesita que se resuelvan sus problemas, no esta chicana barata por una cuestión política. Detrás hay gente con serios problemas y eso hay que ir resolviendo”, insistió Sandri.

“Tolhuin está postergada y hoy tiene siete y ocho mil habitantes”, afirmó.



Compartir