Con motivo del trabajo que se viene dando respecto del análisis de factibilidades vinculadas a un puerto en nuestra ciudad, el concejal de Río Grande por el Frente de Todos-PJ, Hugo Martínez, mantuvo una reunión con las máximas autoridades de las dos empresas de industria naval más importantes del país. En la misma, los responsables del complejo industrial naval Tandanor y de Astillero Río Santiago comentaron las capacidades de sus plantas para el desarrollo de embarcaciones y soluciones metalmecánicas complejas para varias industrias.

Tras las invitación de la HCDN a participar de la Mención de Honor Juan Bautista Alberdi a Estela de Carlotto, por  su labor en defensa de los Derechos Humanos y en ocasión de participar de distintas reuniones que mantuvo con organismos nacionales, el edil de Río Grande fue recibido  por el Presidente del Complejo Industrial Naval Tandanor, Miguel Tudino, el Director de Ingeniería y Construcciones, Ing. Raul Ramis, junto al Gerente general de Astillero Río Santiago, Gonzalo Inbendahl,  Emmanuel Ruiz , gerente comercial de la empresa  y Santiago Sánchez Negrette,  Subgerente de Ingeniería.

 Al respecto, el Concejal comentó que “fue una reunión amena, de la que nos llevamos varias conclusiones útiles y afines al trabajo que nos venimos dando de promover el desarrollo de Río Grande vinculado al mar”.

Cabe señalar que este encuentro se da luego de las repercusiones a nivel nacional que tuvo el Simposio “Puerto de Río Grande”, impulsado por el Concejal Martínez, la Ing. Alejandra Portatadino y organizado por el Municipio de Río Grande el 1º de noviembre pasado, en el que expusieron especialistas de nivel nacional acerca de la factibilidad y necesidad de la construcción de un puerto en Río Grande, cuya principal conclusión fue que el puerto es factible en términos generales. 

 En ese sentido, el edil sostuvo que “este encuentro nos sirvió no solo para conocer en profundidad algunas de las cuestiones vertidas en el simposio que tuvo lugar el 1º de Noviembre en Río Grande, acerca de la capacidad de nuestros astilleros nacionales, sino que nos aporta nuevas alternativas y factores a tomar en cuenta a la hora de pensar en distintas variables para el desarrollo portuario de nuestra ciudad”.

 Y agregó, “todos estos datos nos permiten pensar en posibles articulaciones con estas empresas que, además de ser nacionales, tienen capacidad de proveer todo tipo de embarcaciones necesarias, tanto para explotación de recursos marinos como para el desarrollo logístico y de vigilancia, en una zona que demanda emprender acciones concretas respecto del ejercicio efectivo de nuestra soberanía en el Atlántico Sur y la generación de actividad económica vinculada al mar”.

 “Nos estamos dando la tarea de conocer, de plantear la discusión y de aportar datos y la experiencia de quienes conocen del tema”, enfatizó y afirmó que la calidad profesional de los trabajadores y profesionales de estos complejos navales nacionales es de excelencia.     

 Asimismo, el edil resaltó la capacidad de estos complejos y sobre todo que se trate de empresas estatales. “Esto habla de las potencialidades del Estado  para hacer frente a las demandas de un fuerte desarrollo en lo que refiere a transporte marítimo, logística antártica y explotación de los recursos de los mares correspondientes a la provincia de Tierra del Fuego AeIAS”, argumentó.

En ese contexto,  dijo que es necesario tener en cuenta los avances que se vienen dando tanto en Puerto Willliams (Chile) y en Malvinas para atender la logística antártica y enfatizó en que no tener una visión geopolítica estratégica de cara a los próximos años pone en juego de manera preocupante el desarrollo de Tierra del Fuego y la soberanía Argentina en el Atlántico Sur.

Paralelamente, expresó  su agrado por conocer la embarcación La Sanmartiniana, velero destinado al trabajo conjunto con las universidades y que permitirá la realización de distintos estudios e investigaciones referidas a nuestros recursos naturales, marinos y fluviales. Finalmente, Martínez señaló que “esta lucha política que venimos dando desde nuestro humilde espacio hoy ha encontrado eco en toda la Nación. Preocupa no ya el puerto de Río Grande aisladamente, sino como un elemento importante  de la  ruta navegable que debe tener la Argentina desde la confluencia de los ríos Paraná y Paraguay hasta la Antártida y que involucra también la necesidad del dragado del canal Magdalena, la administración estatal definitiva de nuestros ríos navegables y la consolidación de un corredor marítimo que una todas las vías navegables de la Argentina Bicontinental”.

Compartir