Sucedió esta tarde de lunes en Falconier 770 en una vivienda construida en material ligero, donde un calorama en una habitación habría iniciado el desastre que dejó pérdidas totales.

En la vivienda residían Fernando Navarro de 28 años junto a su pareja Camila Ojeda de 25 y dos hijos menores de edad, de 5 y 3 años; hallándose todos ausentes al momento del inicio del siniestro.

Bomberos trabajaron en el lugar sin mucho que poder hacer, evitando solo la propagación a casillas vecinas-.

Compartir