FOTO JCA Noticias.

El caso explotó en enero del 2017 cuando fue allanada la casa del joven Franco Torres, obligando días después a la renuncia de su padre en la Subjetaura policial. Esta semana comenzó el juicio federal en Ushuaia por el transporte de 43 kilos de marihuana a la provincia.

El proceso comenzó con lo que resultó un verdadero escándalo cuando se allanó el 30 de enero de 2017 la vivienda del joven Franco Torres, hijo del por entonces Subjefe de la Policía Provincial, el renunciado comisario Carlos Torres, quien aparentemente era ajeno a esta actividad de su hijo pero de ello lo expulsó de igual manera del cargo.

El joven Torres quedó vinculado a un cargamento de más de 43 kilos de marihuana que habían llegado a la provincia a través de un transporte terrestre, y asimismo luego se vinculó al recluso Javier Billena, como presunto financista de la maniobra, aún estado tras las rejas, recluido en ese entonces en la Unidad de Detención N°1.

Ambos detenidos ahora comparecen ante el Tribunal Oral Federal de Ushuaia, Torres negándose a declarar, y Billena haciéndolo mediante videoconferencia desde una cárcel federal de Río Gallegos, donde permanece recluido.

Billena, quien ya tiene una condena por narcotráfico, dijo en su descargo que la causa fue inventada en su contra, responsabilizando a otro ex convicto que estuviera involucrado con él, en la anterior causa, y que habría colaborado con la Justicia.

El tribunal ya escuchó a los testigos y los elementos probatorios de la causa, por lo que este jueves se llevará adelante la etapa de alegatos en el proceso oral y público que se sigue en la capital provincial.




Compartir