El querellante Dr. Giménez con el defensor de Melella, el Dr. Ibarra.

Así lo aseveró el abogado defensor Francisco Ibarra, respecto del documento policial aportado en la causa contra el intendente, donde se deja constancia de la entrega de una vivienda del IPV a la hija de un testigo por parte del secretario de Seguridad, Javier Eposto.

Ibarra señaló respecto de este documento, “pusimos en conocimiento de este acta judicial al juzgado, donde se acredita que el testigo Moya recibió beneficios de índole económica en razón de su declaración testimonial”.

“En esto consta que Moya tenía las llaves de una casa de servicio de Gobierno de calle Mazzarello donde se había dicho que había recibido una casa su hija, de lo cual se deja constancia que a manifestaciones suyas esto fue entregado por el secretario de Seguridad”, cuestión que cabe recordar el propio Eposto reconoció y fue avalada hoy por la gobernadora públicamente.

Consultado respecto de que esto pudiera generar una causa penal para el secretario de Seguridad, Ibarra refirió, “si precisamente pedimos que tome intervención el fiscal y que considere si existe un delito en esta situación en la que habría sido utilizado un bien del Estado, dispuesto de una forma que no es la regular para la entrega de una vivienda”.



Compartir