La fiscalía de flagrancia interviniente en este hecho de violencia ocurrido en la tarde de ayer en la ruta 3, donde fue agredido el juez de instrucción Daniel Cesari, comienza a poner foco en otros testigos del hecho que fueron “filtrados” y obviados desde la investigación policial.

La agresión por la que están detenidos Marcos y Walter Damián Jiménez tenía prevista este mediodía la indagatoria de ambos jóvenes, quienes trabajan en la obra de pintado de la ciclovía, cuando ayer uno de ellos realizó una maniobra imprudente en el tránsito que motivó el llamado de atención del juez Cesari que casualmente pasaba trotando por allí.

Desde la fiscalía interviniente tomaron conocimiento de una versión que comenzó a viralizarse desde redes sociales respecto de lo sucedido, la cual dista mucho de la versión del juez, y citaron a testimonial al responsable de la publicación a fin de que declare eso en los tribunales.

Asimismo se convocó también al arquitecto responsable de la obra, quien presenció ayer el incidente e increíblemente su relato no fue relevado por el personal policial interviniente desde la comisaría Tercera.

De hecho desde la Justicia hay disconformidad con la actuación policial realizada y como se “filtraron” testigos ya que en el preventivo policial solo llegaron dos testimonios, buscando complacencia con la posición del magistrado lesionado.

Ante ello desde la fiscalía que lleva adelante el Dr. Jorge López Oribe se busca profundizar en que fue lo que realmente ocurrió en este hecho, y evaluar el contexto de la situación donde ya comienzan a avizorarse nuevas versiones respecto de cual fue la conducta esgrimida por la víctima.

A tal fin se aplazó la indagatoria de los detenidos, en cuya representación ya se presentaron dos abogados particulares; los Dres. Sebastián Marchisio y Francisco Giménez.

Compartir