La casa educativa había percibido una suba en el servicio de gas que pasó de los 20 mil pesos a los 152 mil pesos. Recurrió a la Justicia Federal con una acción de amparo similar a la presentada por el Municipio de Río Grande y la jueza Lilian Herraez hizo lugar en el día de la fecha. Como en la cautelar del Municipio, la Magistrada ordena a Camuzzi Gas del Sur a retrotraer la facturación a la Universidad antes de aplicado el tarifazo, hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo.El abogado Daniel Mandolini representó a la UTN y la FUNDATEC Río Grande en la presentación ante la Justicia, contra la resolución del Energas y los aumentos de Camuzzi Gas del Sur.

La Universidad Tecnológica Nacional, de Río Grande, donde funciona también el colegio CIERG, tuvo un 1250% de aumento. Ante esto se recurrió ante la justicia con un amparo.

Compartir