Personal policial de la comisaría Cuarta intervino esta tarde sobre un rodado Honda Civic que circulaba por calle Anadón de Chacra II, el cual fue “cortado” en el marco de una investigación abierta por el tiroteo entre delincuentes y la Policía ocurrido el pasado 12 de noviembre en margen sur.

En ese incidente en el que un sujeto fue detenido tras disparar al móvil que lo perseguía, uno de los cómplices alcanzó a escapar y se presume que se trataría del sujeto apresado ayer por la tarde al mando de un Honda Civic de color blanco, a nombre de un empleado municipal de la ciudad.

La investigación policial llevó a la detención de este rodado Honda Civic en el que circulaban Miguel Silva Bazán de 27 años junto a Julia Laura Morel.

De la requisa surgió la tenencia de una pistola Glock calibre 9 milímetros, un radio policial y sustancia estupefaciente, ordenándose dos allanamientos que derivaron en el secuestro total de alrededor de 70 gramos de cocaína.

Esto tuvo la intervención de la Justicia Federal que fue la que ordenó la detención e incomunicación de la pareja, dado que el juez interviniente, el Dr. Daniel Cesari Hernández, solo los había notificado de derechos y garantías por los allanamientos.

En la casa de Silva Bazán se encontró más polvo blanco que era para el “estiramiento” de la droga, pero no resultó ser sustancia estupefaciente, e incluso ropas policiales como chalecos, una campera y hasta una réplica de un revólver calibre 38, lo que llamó la atención de los investigadores ya que a ello se sumaba la tenencia de un Handy con frecuencia policial.



Compartir