El sujeto de 22 años es oriundo de la provincia de Formosa y hace poco más de un mes que reside en Tierra del Fuego. El joven padece problemas de salud mental pero no había requerido atención en nuestra provincia en su corto lapso de residencia.

Esta persona ingresó a uno de los consultorios de la Guardia y con un elemento corto punzante amenazó con cortarles el cuello a la médica y el enfermero, al tiempo que en su estado de delirio, exigía que le amputen un dedo de su mano.

Dado que el accionar de esta persona puso en riesgo a terceros, se dispuso su internación en el área de Salud Mental, bajo supervisión de las autoridades judiciales.

En tanto, desde el Ministerio de Salud y la Secretaría de Seguridad se establecieron nuevas medidas para el nosocomio capitalino, entre ellas  la colocación de tres puestos fijos de vigilancia y de un puesto fijo las 24 horas en los pasillos internos de la guardia central.



Compartir