La edil aprobó la aceleración de pasos administrativos para la futura licitación del servicio de transporte de la ciudad y del pliego de bases y condiciones, aunque puso reparos en el inciso referido al recálculo automático del valor del boleto.
Según lo aprobado, a lo que la concejal Colazo se opuso, “establece que el aumento de tarifa sea regulado y aprobado por el Ejecutivo Municipal, con dictamen del Tribunal de Cuentas pero sin que sea obligatoria la aprobación del aumento por parte del Concejo Deliberante de la ciudad. Es importante que el aumento de la tarifa del pasaje del transporte público sea aprobado desde el Concejo, para poder tener la oportunidad de defender los intereses de los vecinos, quienes han sido lo más perjudicados sobre todo la población más vulnerable”.

A su vez, la representante del Partido Verde argumentó que “no nos parece justo brindar de antemano una posibilidad de doble aumento anual sin saber si tendremos un buen servicio de transporte”.

La votación fue dividida pero en favor de esa propuesta, a pesar de lo cual Colazo agregó, “los ediles debemos controlar si el servicio brindado al vecino es respetado por la empresa que resulte adjudicataria y si cumple con todas las cláusulas del pliego en cuanto a eficiencia, estado de unidades y respeto a usuarios y choferes”.

Compartir