“Mucha gente viene a quejarse del servicio, y eso además impacta todos los días en el bolsillo de la misma gente, yo me sorprendí cuando el Ejecutivo envió muy rápidamente este proyecto, y no lo compartía por que dentro de los considerandos no se habla de mejorar el salario de la gente, sino de una mera adecuación en cuanto al tránsito y la eficacia del sistema que yo no veo”, esgrimió la edil mopofista.

 

 

“Son diez horas y no veo que necesidad había, e impacta duramente en el bolsillo del usuario, por eso salió por cuatro votos contra tres, pero si el Ejecutivo quiere estudiarlo o analizarlo puede volverlo para atrás como han hecho con otras normas que pueden tener errores”, dijo en pos de un posible veto a la norma.

 

“Se puede estudiar o incluso preveer una modificación horaria respecto del estudio que tiene que hacer el Ejecutivo, que nunca lo hizo, o el fraccionamiento del servicio o reemplazar cuadras que no son rentables para la asociación, yo quedo a disposición de cualquier estudio que tienda a mejorar, pero no así”, reclamó Boyadjián.

Compartir