Un Concejo sesionando con menos de la mitad de sus integrantes.

La aprobación del presupuesto y de la suba de tarifas tuvieron ayer una serie de jugadas políticas tanto por parte del intendente como de los concejales, a la vista de una sociedad jaqueada por la crisis económica, a pesar de lo cual sostiene a los “actores de este circo”.

El primero fue la figura del intendente abandonando la ciudad para restar de esa forma el voto de Alejandro Nogar a la oposición, ya que el concejal que queda a cargo de la intendencia no puede participar de la sesión.

Nogar siguió ese juego y abandonó la ciudad, lo que sucesivamente dejaba a otros ediles, que tomaron el mismo camino.

Primero Von der Thusen y Laura Colazo anunciaron su ausencia de la ciudad, para restar quorum, y la concejal María Eugenia Duré, quedando a cargo de la intendencia, intentó hacer lo mismo pero no encontró en la intendencia ningún secretario municipal que le refrendara el decreto de salida.

De esta forma no pudo salir –por una mera especulación política- sesionando solo los concejales oficialistas Paulino Rossi, Verónica González y “Laly” Mora, quienes aprobaron el presupuesto y el 28,64% de aumento sobre el valor de la Unidad Fiscal para los impuestos del próximo año.

Papelón de todos, que continuará hoy con una conferencia de prensa para la que si vuelven algunos a la ciudad.

Una burla en la cara de una sociedad que ya tiene su aumento de impuestos para seguir sosteniendo este circo municipal con miras al 2019.



Compartir