La modalidad “auto público” que se había solicitado al público como medida preventiva, no fue respetado tal como se esperaba para lo que es el marco acostumbrado en esta competencia motociclística.

La trepada del Valdéz, el lugar icónico de la prueba, tuvo una multitud en las laderas de esta subida, pero este no fue el único sitio en el que se observaron las contravenciones a lo solicitado.

A lo largo de todo el recorrido se observó público fuera de los autos, al costado del paso de las motos, no cumpliéndose las solicitudes de “distanciamiento social”.

Mañana queda la segunda etapa de la Vuelta, con el recorrido a la inversa desde Ushuaia a Río Grande, por lo que las imágenes causaron preocupación en el Comité de Emergencia, que convocó de urgencia a una reunión para evaluar la continuidad, o no, de la prueba.

Compartir