Es por que el fiscal federal de Ushuaia propuso un arreglo judicial a la defensa de una pareja misionera detenida el año pasado en San Sebastián, con penas de solo 4 y 2 años y medio de prisión. Una vez más un proceso federal por tráfico de drogas deriva en una respuesta judicial casi ridícula.

Este increíble arreglo fue propiciado por el fiscal federal ante el Tribunal Oral Federal de la provincia en la ciudad de Ushuaia, el Dr. Adrián García Lois, quien convino un acuerdo judicial en un caso que estaba sólidamente probado a partir de que autoridades fronterizas detectaron a una pareja misionera ingresaron 39 kilos de marihuana dentro de su camioneta.

El caso se remite a lo sucedido el 28 de abril del año pasado en que Mauricio Lisandro Wojcik de 40 años y Francisca Ramona Duarte de 29, llegaron procedentes de Misiones en una camioneta Ford Eco Sport al paso fronterizo San Sebastián.

En la carrocería venían disfrazados 39 kilos de marihuana por los que esta pareja tuvo un doble procesamiento por la figura de “contrabando” de drogas, que tiene una escala penal que comienza a partir de los 8 años de prisión.

Un peligroso precedente

Llegado esto a la instancia de juicio, el fiscal García Lois (foto) propuso este arreglo judicial configurando el delito de “transporte de estupefaciente” por lo que pidió solamente 4 años para Wojsick y 2 años y medio de prisión en suspenso para Duarte quien permanece en libertad.

Obviamente las defensas aceptaron esta propuesta que descartó la figura del “contrabando” sobre la cual las autoridades de seguridad en la zona fronteriza, Aduana y Gendarmería, así como el juzgado Federal en primera instancia bregan por que se respete el agravante de ingresar sustancia ilegal por un paso fronterizo desde el exterior del país (Chile).

En los próximos días el Tribunal Oral Federal deberá dictar consentimiento en este acuerdo de partes con olor a impunidad.




Compartir