Sucedió pasado este mediodía en calle Irigoyen al 200 de Río Grande, donde se produjo el incidente a raíz de que un perro, mascota de una familia, logró salir del enrejado perimetral de la casa.

El perro involucrado salió de la reja del domicilio de Irigoyen 234, y al salir del predio de la vivienda en la casa contigua, en Irigoyen 222, se encontró con el caniche de esa familia, el cual también estaba en el exterior siendo atacado mortalmente.

Los propietarios del perro muerto, reclamaron al vecino, registrándose daños sobre las ventanas de este domicilio, interviniendo Policía para calmar los ánimos.

De esta manera personal policial intervino tomando denuncias cruzadas desde ambas partes, llegando también al lugar personal de Zoonosis que verificó la antirrábica del perro atacante, labrando la correspondiente acta por encontrarse suelto en la vía pública.

Asimismo Zoonosis se ocupó también del infortunado perro para su deposición final.

Compartir