Marcos Colman, ministro de Salud de la Provincia se refirió al caso de Bruno Dávalos de 2 años que falleció ayer en el Hospital Regional Río Grande. “Por el momento es una sospecha de una meningitis con un cuadro fulminante a la cual se le tomaron todas las muestras y se aguarda el resultado”, dijo.

“Se trata de un niño 2 años que comenzó con síntomas el día anterior aproximadamente, con un cuadro de fiebre y manchas rojas en la piel por lo cual los padres deciden llevarlo a la consulta al Hospital donde lo atiende el pediatra y hacen un diagnóstico de una sospecha de un cuadro febril donde no cuadraba lo que pasaba”, señaló Colman en declaraciones a La Mañana Líder.

En este orden agregó que “se le hicieron los estudios correspondientes, pasó a Terapia Intensiva Pediátrica porque el cuadro iba avanzando y por los síntomas y signos hacían sospechar de un cuadro de meningitis, y ante una situación así lo que hay que hacer es aislar al paciente, hacer los estudios que corresponden en laboratorio, análisis de sangre, una punción lumbar donde el líquido dio de un color normal”.

Aun así Colman aclaró que “ninguno de los estudios que tenemos hasta el momento confirman que sea una meningitis por una bacteria, que es la meningitis más contagiosa”.

Respecto al fallecimiento del pequeño, el ministro indicó que “el cuadro evolucionó hacia lo que se llama una falla multiorgánica y el niño murió ese mismo día por la tarde”.

El funcionario sostuvo que “estas situaciones nunca son fáciles y se entiende perfectamente la reacción de los familiares. Pero hay que aclarar que estos cuadros si bien son muy raros, ocurren de vez en cuando y son trágicos”.
“Lo que se sabe sobre este tipo de casos es que el germen ingresa al cuerpo, o por saliva o por sangre, y no basta únicamente que ingrese para que genere un cuadro así, sino que aparte, debe haber un organismo predisponente para esto”, añadió.

Asimismo remarcó que “por el momento hay una sospecha de un cuadro meníngeo fulminante, con una etiología todavía no confirmada”.

Colman sostuvo que en este tipo de situaciones es que “ante la sospecha de una meningitis por meningococo, se tomen todas las medidas de profilaxis, porque es infeccioso; de esta manera la dirección de Epidemiología zona norte ha convocado a toda la gente que ha estado en contacto con el niño y se le está realizando la profilaxis con los antibióticos correspondientes”.

Y sumó que “el pequeño no estaba concurriendo a ninguna institución escolar ni centro maternal, lo cual limita a los familiares directos el contacto”.

Por último manifestó que la confirmación “la vamos a tener desde el laboratorio del Hospital de Río Grande, puede demorar horas o días, o puede que no positivise nada; por el momento es una sospecha de una meningitis con un cuadro fulminante a la cual se le tomaron todas las muestras y se aguarda el resultado”.

Compartir