El siniestro se declaró esta tarde de lunes en un patio interno de calle Garibaldi al 3200 donde ardieron dos rodados a la vista de los sorprendidos vecinos.

A causa del fuego quedaron consumidos dos automotores; una Ford Eco sport propiedad de Érica Duarte y un Chevrolet Onix, propiedad de Nancy  Montenegro.

Tras las tareas de extinción de los bomberos, en el sector donde los rodados estaban estacionados, los peritos de la División Bomberos de la Policía, localizaron en la parte delantera de los vehículos un montículo de maderas, cartón y residuos que fueron prendidos fuegos.

Las llamas rápidamente se propagaron a los vehículos, sin ser observadas por los vecinos, ya que estaba en medio de ambos rodados, y se pudo observar recién cuando el fuego estaba generalizado.

Los daños fueron importantes y tras declararse el incendio “hipotético intencional” se buscan determinar los causantes y motivos que pudieran tener.

Compartir