Se trata del caso denunciado ayer por una increíble situación ocurrida en un baño del nosocomio de la ciudad de Río Grande.

La Policía Provincial hoy emitió un comunicado oficial informando que el Cabo Primero pertenencia a la comisaría Primera, pasó a situación de pasiva a raíz de su detención ordenada por el juez de instrucción 1, el Dr. Daniel Cesari Hernández.

El efectivo de apellido Carabajal fue detenido en su domicilio, donde se le incautaron prendas de vestir y se adoptaron distintas medidas de prueba, tras lo cual fue notificado del sumario administrativo, del pase a situación de pasiva y del quite obvio de su arma reglamentaria.

Ahora el efectivo aguarda el proceso de indagatoria, el cual fue prorrogado para mañana domingo por parte del juez, a fin de continuar con la recolección de medidas de prueba.

En ese sentido ayer la joven denunciante, que es mayor de edad, fue llevada la morgue judicial a fin de realizarse un peritaje médico sobre la misma.

De momento el efectivo detenido aún no ha designado abogado defensor.

Compartir